martes, 31 de agosto de 2010

Una carta especial.

¿Por qué me ves tan distinta a ti?
¿Acaso no tengo dos piernas, dos brazos, dos ojos, y una boca?
¿Acaso no como al igual que tú comes, y duermo al igual que tú duermes?
¿Acaso no me enamoro de una persona como tú te enamoras?
En ese caso, ¿serías capaz de darme una explicación lógica de por qué soy diferente a ti, o por qué debo de dejar de ser como soy?


Qué más da que yo, siendo mujer, me enamore de una mujer; que un hombre se enamore de un hombre;
¿en qué influye en tu vida?

¿Pervertida? ¿Salida? ¿Por qué? ¿Por enamorarme?
En ese caso, tú, que siendo hombre te enamoras de una mujer; o tú, que siendo mujer te enamoras de un hombre, ¿no serías también un pervertido y un salido?
Yo, al igual que tú, siento ese vértigo en el estómago cuando escucho su voz; siento como mis mejillas aumentan de temperatura y se enrojecen cuando escucho su nombre; también he tartamudeado la primera vez que hablé con ella; me he perdido en sus ojos a escondidas; y me he quedado en blanco mientras me hablaba. También sentí mariposas la primera vez que la besé; sentí que ella era mi mundo, la única razón por la que levantarme cada mañana; también sentí que solo éramos una cuando estaba junto a ella; me ruboricé cuando me sonrió; y pude sentir que su vida significaba más para mí que mi vida propia; y, al igual que tú, también lloré cuando se fue de mi vida.

¿Lo has sentido alguna vez? Si lo has sentido, entonces no eres tan diferente de mí. Nadie elige de quién se enamora. A mí no me gustan las mujeres, ni los hombres; simplemente, las personas. Me gusta ese hombre, o me gusta esa mujer. Me enamoro, como tú te enamoras; lloro, como tú lloras; disfruto, como tú disfrutas. ¿Qué más da que sea de una forma diferente?

Entonces, ahora, yo, lesbiana y orgullosa de ello, en nombre de todos los LGTB (Lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) te pido que nos des una oportunidad, que te atrevas a conocernos y ver que somos como tú, ni salidos ni pervertidos.

TODOS somos personas. Tú no eres mejor que yo, y yo no soy mejor que tú.

domingo, 22 de agosto de 2010

Hoy es día de llorar.

Hoy tocaba llorar, habían muchas más cosas que podría hacer, 
pero hoy necesito hacer esa.
Quería encontrar algo que me hiciera llorar,
porque hoy quería llorar, sí, era lo que más deseaba hacer...
y lo he encontrado...y he llorado, porque hoy...tocaba llorar.


video

domingo, 30 de mayo de 2010

Te echo de menos, te echo mucho de menos,
abrazaría ahora tu cuerpo en vez de estar escribiendo,
o preferiría mirarte, casi babeando,
deseando darte un beso y seguir dándote besos,
en la boca, en el cuello, en todo tu cuerpo...

Echo de menos el que pronuncies mi nombre,
que me llames enana con cara de mala..
el hablarte al oido mientras siento tu cuerpo bajo el mío,
el oir tus suspiros, el placer que sentía al notar el tacto de tu piel.
Echo de menos el no poder estar contigo,
el tomar cualquier cosa en cualquier sitio, el ver tu sonrisa y reirnos.

lunes, 24 de mayo de 2010

Alguna razón más ?


Me gustas porque eres como eres.
Me gustas porque siempre dices lo que piensas.
Me gustas porque estas locaaaa.
Me gustas porque a veces eres un niña curiosa. ^^
Me gustas porque me proteges.
Me gustas porque sabes muchas cosas que yo no sé.
Me gustas porque me dejas ser quien soy.
Me gustas porque me castigas sin besos!.
Me gustas porque me gusta lo tranquila que me siento cuando estoy contigo.
Me gustas porque me gustan tus pecas.
Me gustas porque me gusta cuando acaricias mi mano.
Me gustas porque me gusta cuando te pones a picarme para que me enfade.
Me gustas porque me gusta ponerme celosa de ti y luego ver cómo tratas de espantar mis celos.
Me gustas porque me gusta cuando me miras.
Me gustas porque me gusta mirarte.
Me gustas porque me gusta cuando me preguntas qué pasa, aún cuando sabes que responderé no pasa nada.
Me gustas porque me gusta escuchar tus ideas.
Me gustas porque me gusta cuando me besas.
Me gustas porque me gusta cuando te beso.
Me gustas porque me gusta cuando me abrazas.
Me gustas porque me gusta cuando te abrazo.
Me gustas porque me gusta recibir muchos mensajes tuyos, aunque me pase media hora leyendo. xP
Me gustas porque me gusta cuando me dices que sueñe con los angelitos.
Me gustas porque me escuchas (aunque a veces te olvidas de lo que te dije).
Me gustas porque me gusta cuando bailamos sin parar.
Me gustas porque me gusta correr a tus brazos y abrazarte.
Me gustas porque me gusta cómo me paralizas y me dices lo que sabes que quiero oír.
Me gustas porque me gusta extrañarte.
Me gustas porque me gusta el beso que me das cuando nos despedimos delante de todos.
Me gustas porque me gusta quererte.


Ahora ya sabes por qué me gustas. Sí, estoy confundida pero estoy segura de que me gustas y de que te quiero

domingo, 23 de mayo de 2010

Fin de semana..

 Tengo varios recuerdos vagos de mi infancia,
veo a la niña tímida, pero feliz,
despreocupada por lo que giraba alrededor.

Viviendo en su mundo día a día,
sin pensar en el pasado, ni en el presente,
sin pensar en mucho menos en el futuro incierto que le esperaba.

Ese futuro que en alguna ocasión anheló a que llegara a pasos agigantados, 
pensaba que al cumplir la mayoría de edad sus problemas se resolverían,
no obstante sin imaginar que lo compondría solo sueños no alcanzados, 
sueños no iluminados por densa oscuridad.

Aun la veo con el anhelo de convertirse en una gran mujer,
una buena hija, gran amiga, una buena mujer,
lo cierto es que ahora nada de eso se ha realizado,
su vida ha quedado truncada por un sueño el cual pensó
que una vez lográndolo el mundo entero se pondría a sus pies.

Ahora esa niña convertida en un cuerpo mas,
ve tristemente como su vida va pasando,
como llega a ella gente que ha dejado huella,
otros tanto que son sólo un recuerdo amargo en el presente.

Sigue viendo en sus sueños a una persona que estuvo con ella,
la cual nunca se dio cuenta que, tal vez, llegaría a ser su amor...
una persona que vivía de cuestionamientos y pensamientos grandemente perdidos en el olvido.

Recuerda aun cuando la conoció,
desde el momento en que la vio a los ojos supo que dejaría huella en ella,
con ese gesto que hizo con la cabeza supo que ni todas las aguas del Atlántico apagarían esa chispa
que había hecho crecer en su corazón y que mas tarde se convertiría en fuego, 
gracias a sus caricias, miradas, tratos y besos.

Ella sabe bien que nunca podrá tenerla junto a ella por el resto de su vida,
sabe bien que primero caerán las estrellas del cielo sin quedar una sola que ilumine el Firmamento,
sabe que tendrá que ocurrir algo semejante antes de pensar que estará ahí para siempre,
porque nada es para siempre,
simplemente sabe bien que eso nunca ocurrirá...

Es por eso que sólo recurre a sus recuerdos que un fin de semana vio todo a color.

Sólo se refugia en sus pensamientos y sus ideales.

Sigue flotando en la burbuja de jabón que ella misma se ha creado como protección,
burbuja de jabón que a veces se vuelve de hierro y a veces de hielo por temor a ser destruida,
pero lo que si nunca olvidará es que sigue siendo tan sólo una burbuja de jabón y como todo mundo sabe, algún día explotará....

miércoles, 19 de mayo de 2010

¿Qué me pasa contigo?

Aún no te he visto en persona, no he sentido tus caricias,
ni he probado el sabor de tus besos, pero, a pesar de eso, hay algo en ti que me hace pensar y suspirar.

Tengo miedo, lo admito, miedo a llevarme la mayor desilusión de mi vida, miedo a que no te guste,
miedo a perder tu amor sin haberlo tenido aún.

Te conozco desde hace poco, nada diría yo, pero todo es tan especial, es tan diferente...

"¡Qué ganas tengo de besarte!"

Pienso eso a todas horas, siento curiosidad por notar el tacto de tus labios en mi piel, me conformaría con el roce eléctrico de los brazos mientras caminamos. Curiosidad por mirar a los ojos fijamente, hasta que apartes la mirada o te entre la risa floja.
Sentir un abrazo tuyo...

¿Qué me has hecho?

Me estás enganchando a ti, a cada hora te extraño, los días son fríos, y cada tarde te espero para que cuando te conectes poder escribirte o, simplemente ponerte la webcam para que me veas despelucada.
He esperado tanto tiempo a alguien como tú, que me da miedo meter la para o hacerte daño,
antes que hacerte daño prefiero dejar de existir, porque no soportaría verte mal.

Eres la luz de mis días... mi pegoste precioso.

Sin duda, todo esto me sorprende,  porque, sinceramente, no tengo idea de lo que ando escribiendo.
Simplemente son pensamientos que rondan mi cabeza, y no se si se refieren a amor, amistad, obsesión o lo que pueda ser. Pero sea lo que sea, me gusta y mucho.

Quiero vivir momentos de felicidad, que rompas mi rutina, que me quieras y quererte,
que me llenes y me vacíes, que me desnudes y me vistas, que me des calor en los momentos fríos, que me mimes y mimarte, apoyarnos en los momentos malos.
Hacer que llores a todas horas, de alegría, por supuesto.
Porque contigo todo parece más fácil,
porque siento que respiro... porque me gustas.. ^^

Me sobran las palabras contigo, no usaré más palabras para hablar sobre este tema, somplemente
lo sabrás cuando me mires a los ojos.

lunes, 10 de mayo de 2010

Recuerdo aquel 7 de Mayo..

Recuerdo aquel 7 de Mayo.


Aún recuerdo aquella mirada penetrante,
que me hacia estremecer mientras subía por las escaleras mecánicas,
aquellos dos cortos besos que me dejaron impregnada de aquel olor,
cuando no hace mucho te sentía lejos,
cuando creía que nunca ocurriría eso, 
los recuerdo porque no hace mucho pude mirarme en ellos,
era tan dulce, como dulce es su recuerdo,
dulce como nuestro primer beso.

Aquel día perfecto,
lleno de timidez y de silencios inoportunos,
la esencia de tu perfume no ayudaba demaciado,
me sentía nerviosa, pero a la vez estaba agusto.
me invadía la desesperación por acariciarte y besarte,
¡al fin lo logre!
logre probar el dulce sabor de tus labios,
logre acariciarte y mirarte fijamente.
No sabía que me pasaba,
no te conocía en persona y ya quería besarte,
y no me arrepiento en absoluto,
puesto que, ese día abandone a la soledad para  encontrarme contigo,
y me sorprendió tu personalidad,
eres amable, dulce transparente y encantadora!

Éstos son los recuerdos que aquel día,
Aquel 7 de mayo.

jueves, 25 de marzo de 2010

Vistiendo mi alma de luto recuerdo tu olor,
a cada segundo lamento el momento en el que te dejé marchar, lo lamento tanto..
Te extraño, extraño tus caricias, tus besos, tu sonrisa, extraño todo de ti.
No se de tí desde hace días, y aún reservo el sabor de tus labios.
Esta impotencia que me invade me hace arrinconarme en una esquina cada noche,
casi sin poder respirar, llorar hasta que los rayos del sol iluminan mi rostro.

Debería haberme arrepentido de conocerte, pero cuanto más pasa el tiempo, más pienso en tí, y más te quiero.

sábado, 6 de marzo de 2010

El alma tenías
tan clara abierta, 
que yo nunca pude 
entrarme en tu alma
busqué los atajos
angostos, los pasos
altos y difíciles.
 
A tu alma se iva
por caminos anchos
preparé una alta escala
soñaba altos muros
guardándome el alma,
pero el alma tuya
estaba sin guarda
de tapial muy cerca
te busqué la puerta
estrecha del alma,
pero no tenía,
de franca que era,
entradas tu alma.
 
¿En dónde empezaba?
 
¿Acaba en dónde?
  
Me quedé por siempre
sentada en las vagas
lindes de tu alma.
 
 
 

sábado, 6 de febrero de 2010

Me sentí idiota, masoca por seguir algo, que sabía perfectamente, que jamás podría tener.
Idiota por besarte cuando nodebía hacerlo.. por acariciarte cuando dormías.
No sabía que pasaba dentro de mí, es más, tampoco me preocupé en pensar que pasaría, si por un casual, me dejaras sin más.

Ocurrió dos meses después, me hablaste de un chico.. y yo , como estúpida que soy, te aconseje que fueras con él.
Lo conocí, y sí, es simpático; pero ese día morí por dentro, ese día supe de verdad lo que significas en mi vida.

Sin saber que hacer, me alejé de tí, mientras tú me hablabas de él constantemente.
Aún hoy en día, pensar que otra persona probó tus labios, me remueven los celos y la impotencia.
Me haces tanta falta, tus abrazos que me hacía sonreir a cada momento!
Aunque ,probablemente, no fui nada para tí. Para mí lo fuiste todo, mis alegrías y mis penas, mi valentía y mi temor,
y en parte me alegra que esto me haga sufrir, porque así sé que existo y que siento.

Lo admito, me gustaría estar ahora mismo ahí, a tu lado haciendo cualquier cosa, me es igual lo que hicieramos, pero únicamente a tu lado.
Extraño tanto esos días de diciembre que pasé en tu casa, a pesar de todo, lo pasé bien contigo.
Y no sé por qué pero deseo que se repita un finde como ese, fue corto pero intenso.

A pesar de todo sigo aquí abajo, esperándote.
Esperando el día que me digas ven conmigo, porque a pesar de todo, creo en los milagros.

lunes, 18 de enero de 2010

Te ayudaré..

Muchas veces nos damos cuenta que un amigo necesita nuestra ayuda. Y salimos ciegos y veloces a ofrecerla. Y nos encontramos con un “yo te aviso”, “quizás más tarde”, “no te preocupes”…

¿Y qué hacemos en ese caso? ¿Tomamos el camino fácil de “me dijo que no quiere mi ayuda” y me voy? ¿O nos convertimos en atorrantes e insistimos hasta que nos acepte la ayuda (o nos tire por la ventana)?
Porque debemos reconocer que no todos somos iguales. No pensamos igual. No reaccionamos igual.
Unos somos orgullosos y no nos gusta que nos ayuden. Otros no hacemos las cosas si no recibimos ayuda…
Y si somos buenos amigos, y conocemos cómo piensa nuestro amigo, pues seguro estoy que podremos tomar el camino acertado.

No tomemos decisiones a sin pensar, ni creamos que nos están despreciando o se están aprovechando de nosotros.
Usemos esa vena de psicólogo que todos tenemos dentro para poder analizar qué está pasando y cómo debemos reaccionar.
Y si te ofrezco mi ayuda, y no la necesitas, o no la quieres, pues no te preocupes, que aquí estaré para cuando la quieras aceptar…

lunes, 4 de enero de 2010

Just me and you..

Allí estoy, sentada junto al mar mirando las olas pasar...
pensando en lo maravilloso que sería
si tú estuvieras aquí conmigo...
Allí, las dos juntas en una isla desierta,
sin que nadie lo impida...
en un mundo ideal lleno de "fantasías", 
de recuerdos y de alegrías...
Allí, las dos solas frente al mar, mirando el horizonte
donde el atardecer nos vería....
enamoradas, ilusionadas.
Allí, sentadas junto al mar...
abrazadas, apasionadas,
con el mismo deseo y objetivo...
AMARNOS.
Porque el amor es así,
y consta de un solo objetivo...
"AMARSE"...

Pero no... NO!!!...

me encuentro en mi casa,
en mi mas profundo pensamiento,
en donde mi imaginación,
vuela y vuela en un mundo de paz,
en donde estaría contigo,
amándonos hasta el final...