martes, 8 de diciembre de 2009

Mi pequeña niña...


Hoy tengo la necesidad de escribirte y de confiarte algo que me quema por dentro, que solo a ti podría contártelo.
Algo acerca de mi vida que me lastima, que solo tu podrías comprender y aunque me duele aun más contártelo,
ha llegado el momento de decirte la verdad, porque antes que nada, tú eres mi mejor amiga, por eso te pido un poco de tu tiempo para mí.

Cuando pienso en amistad, amor, cariño, ternura... solo puedo recordar a una persona muy especial, solo tú estas en mi mente.
Tú eres tan diferente a las demás, nunca me juzgas, siempre me escuchas, siempre estas ahí para mí, siempre amable, siempre alegre, siempre tierna,
siempre honesto... Hoy quiero compartir contigo esto que me lastima tanto, solo tú podrías darme las fuerzas para luchar,
porque sabes bien que en tus manos deposito mi confianza y de tus labios nace mi esperanza, adoro tu sonrisa que siempre me contagia.
Tú que me escuchas en el silencio de la distancia.

Las dos ante todo tan amigas, tantas cosas en común, tantas diferencias, siempre tan unidas, pero tan lejos una de la otra...

Por esto, mi amor, tengo que decirte, tienes que saber la razón de mis lágrimas cada noche, que tú ya no puedes secar.

Hace tiempo ya que vivo enamorada, de alguien con quien soñé toda mi vida, que antes de conocerla ya la esperaba pero por desgracia
cuando el destino nos unió no pude reconocerlo y ahora que descubro cuanto significa para mí... temo haberla perdido, me siento sola...
por eso estoy aquí, escribiéndote esto, para desahogarme y porque a nadie más podría decírselo.

Llegaste a mi vida de una forma muy extraña, no sé cuando ni cómo pero mi miedo terminó, el día en que entraste a mi alma y escuchaste mis secretos,
cada momento en que te hiciste dueña de mis pensamientos sólo para descubrir ahora este sentimiento, te adueñaste de mi ser y te empecé a querer.

¿Recuerdas mi voz temblando y mis labios suspirando cuando de amor hablábamos?,
¿Recuerdas tantas miradas llenas de cariño? ...Todo fue muy pronto, todo fue de repente, esto yo no lo tenía planeado...

Fuiste sueño y misterio, secreto y batalla, miedo y error, pecado y amor, dolor y verdad, mi guerrera inalcanzable, ladrona de mis sueños,
dueña de mis emociones, quien entra a mi mente cada noche y logra que mi cuerpo se pierda en sus brazos,
quien me hace perder la razón y despierta en mi esta sensación tan irreal.

Siempre te presentí... antes de saber de ti ya rondabas por todos mis sueños.

Mi querida niña, tiene tanto miedo que entre tanta dulzura, solo haya pasión y no-ternura.
Te escribo esta carta porque no tengo el valor de volver a reflejarme en tu mirada, solo quería que supieras lo que eres para mí.

Mi mejor amiga, mi gran amor, mi ideal, mi oscuridad y mi luz, mi fantasía y verdad, mi camino y mi felicidad... a quien toda mi vida,
yo adoraría, eso eres, eso siempre has sido.

Yo solo te pido un instante para mí, tan solo quisiera saber, si algún día serías realmente más que una amiga...
y aunque no sientas el mismo amor, dime lo que has sentido... o sientes... tú eres la mujer que yo más quiero, por eso necesito escuchar si un día,
un solo día en verdad... me has querido, si me has echado de menos, si tu mente alguna vez recuerda mi nombre...
y si algún día compartirías tu vida conmigo...

Con todo mi amor:
Tu Machupichu ^^
Publicar un comentario