sábado, 4 de julio de 2009

Yoli's Returns



Desperté en una mañana calurosa, todo era perfecto.

Hasta que encendí la tele de la cocina y me di cuenta de la peor noticia de mi vida.

Michael Jackson había muerto.

Aquella persona que, desde pequeña, he admirado se esfumo de la nada. Se fue como un soplo de aliento al aire,

como una lágrima al mar.

Estaba de viaje, se suponía que era para desconectar y pasármelo bien, pero se me nubló mi día de playa.

Es cierto que no es un familiar ni un amigo cercano, pero era una persona muy importante para mi, y me afectó muchísimo, se que prometí no llorar, pero esta fue la gota que colmo el vaso..pido perdón a todo aquel al que le le dije que iva a ser feliz y que no iva a llorar más, mi vaso de agua se colmó.

Lo siento, no pude contener las lágrimas al escuchar la terrible noticia, sentí como cada pelo de mi cuerpo se ponía de punta, tuve los escalofríos mas profundos que nunca sentí.

Las rodillas me temblaban, lo que probocó que me sentara en el suelo boquiabierta mientras lloraba desconsoladamente.

Aún no me lo creo, es imposible, el REY, mi rey del pop ha muerto.


Es un hecho que lo cambia todo por completo, tantas iluciones que tenia en mente, tantas ganas de ir a un concierto suyo…

Ahora todo el mundo habla de él, pero.., cuando estaba vivo ¿alguien pensaba en él?, ¿Alguien lloraba por el?, me parece injusto que una persona se le recuerde sólo cuando hace alguna locura, mientras él moría poco a poco todo el mundo se olvidaba del.

Jamás nadie podrá cantar o bailar como el, es una persona brillante.

Siempre lo llevaré en mi corazón, como siempre he hecho.

Jamás dejaré de escuchar sus cd’s, ni de velar por su alma.


Les dejaré mi canción favorita.


Publicar un comentario